fbpx

“A todos nos gustó el Programa porque hicimos todos los tramites por nuestros propios medios"

Son jóvenes, del interior de país, estudian en Montevideo, no tienen bienes a su nombre, no trabajan, no se sienten muy cómodos en una residencia y desean irse a algún otro lugar, tal vez, independizarse un poco más. Se plantean la idea de alquilar pero al momento de consultar los requisitos para acceder a una casa, les piden una garantía, un depósito de hasta 4 meses del valor de la cuota y un trabajo formal con antigüedad laboral.

Al buscar más posibilidades se encontraron con una de las maneras con las que cuentan los uruguayos para el acceso a una vivienda: la Garantía de Alquiler para Jóvenes que ofrece el Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (Mvotma) desde 2011.

Melanie Olivera, Katherin Pérez y Pedro Martinez son tres de los jóvenes que se encontraron en una situación similar al momento de buscar opciones de alquiler. Son del interior del país, no trabajan, vivían en un hogar de estudiantes y por distintas razones deseaban retirarse e irse a vivir con sus amigos más cercanos. Además, los ingresos que percibían no les permitían pagar algo de forma independiente, y por eso recurrieron a la garantía del Ministerio.

Melanie es de Maldonado, vive en el barrio Cordón con su amiga Katherin y dos primas que también son del interior. Las cuatro son estudiantes y hace siete meses accedieron al alquiler con el respaldo del Estado. Ellas perciben ingresos a través de becas estudiantiles, otra de las chicas, Sofía, trabaja, mientras que Romina recibe dinero por parte de su familia.

“Elegimos la garantía porque era la única forma que teníamos para alquilar: no podíamos realizar ningún depósito y tampoco tenemos propiedades a nuestro nombre”, dijo Melanie. A lo que añadió que las facilidades que le brindó la garantía fue la posibilidad de juntar los ingresos para pagar la cuota, ya que “de forma independiente sería imposible”.

Por otra parte, Pedro es del departamento de Flores, tiene 20 años y convive en una casa alquilada con tres amigos de Cerro Largo que están cursando la carrera de Arquitectura: José, Federico e Ignacio. Anteriormente residían en un hogar de estudiantes pero por cuestiones económicas decidieron solicitar la garantía del Ministerio para alquilar en grupo.

Otro aspecto por el que recurrieron al programa es porque solo dos de los jóvenes trabajan, el resto de los ingresos son brindados por familiares, esto excluye a los chicos de otras garantías que están en el mercado nacional. “Aparte cuando alquilas con amigos tenés más libertad, vivís con menos personas, y eso está bueno”, agregó.

Es por estos motivos que al momento de crearse la garantía se pensó en el espacio personal que necesitan quienes tienen entre 18 y 29 años que están estudiando, y las dificultades económicas que pueden tener para conseguirlo.

“A todos nos gustó el programa porque hicimos todos los tramites por nuestros propios medios; ninguno tuvo que depender de alguien de la familia como nos pedían las otras garantías. No tuvimos que molestar a nuestros padres para que pongan de garantía la casa. Esto te da otra independencia”, afirmó Pedro.

Pero la independencia también lleva al asumir responsabilidades, por eso no se dejó de lado el hecho de que los jóvenes deben ser responsables con el contrato de alquiler, son ellos quienes se encargan del cumplimiento del pago.

El conocer a las personas con quienes se asumirá esa responsabilidad, es un hecho de suma importancia, al igual que generar un buen ambiente de convivencia, como explicó Melanie: “vivir con personas con distintos estilos de vida, pero que ya conocés, te enseña a tolerar las cosas del otro, pero también te da facilidad de plantear lo que te molesta y lo que no”.

Los jóvenes entrevistados afirmaron que “el plan está muy bueno”, y no solo ayuda a la independización sino que también, como comentó Katherin, da facilidades al momento de tener privacidad para estudiar, porque “una residencia es demasiado complicado para el tema del estudio y la privacidad”.

Melanie, Katherin y Pedro, junto con sus compañeros, accedieron a las más de 8.200 garantías de alquiler con respaldo del Estado que brindó el Mvotma en el quinquenio comprendido entre 2010 y 2014.

 Ir a nota relacionada

Ir al Prrograma

Viernes, 10 Octubre 2014 16:39