fbpx

Anticipando respuestas

Durante estos cuatro años en la gestión ambiental el Ministerio de Vivienda Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (Mvotma) ha trabajado en un contexto de acelerado crecimiento económico del país, con niveles de inversión sin precedentes en sectores con impacto directo sobre el ambiente y los recursos naturales, lo que colocó el tema ambiental con mayor relevancia en la conciencia y en la agenda pública.

Entre 2005 y 2014 hubo un aumento en la demanda de autorizaciones ambientales vinculada, por un lado, a la incorporación de nuevos sectores como el eólico, y por otro, a la complejidad de grandes emprendimientos como UPM, Montes del Plata y el complejo minero Aratirí.

Esta situación le generó al Mvotma la responsabilidad institucional de adelantarse en el diseño de políticas ambientales preventivas, requiriendo un gran esfuerzo de reingeniería de los procesos y fortalecimiento institucional.

En tal sentido, el ministerio está implementando un sistema de Evaluación Ambiental Estratégica para políticas, planes y programas, a los efectos de establecer las condiciones ambientales deseables en un marco de procesos de desarrollo sostenible.

Entre 2010 y 2014 se aprobaron 56 Evaluaciones Ambientales Estratégicas de distintos Instrumentos de Ordenamiento Territorial.

Esto implica un cambio en la forma de ver y abordar el tema ambiental, ya no sólo desde la evaluación de los efectos que puedan generar los modelos de desarrollo propuestos, si no en la incorporación de la dimensión ambiental desde un enfoque preventivo estratégico.

En la misma línea, se ubica el desarrollo de instrumentos que permiten la conservación de los recursos naturales, como el Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SNAP). La gestión de estas áreas se basa en la integración del desarrollo productivo con la conservación de los recursos naturales, constituyendo experiencias dinamizadoras de su entorno hacia modalidades productivas más sustentables en términos sociales y ecológicos.

Un tercer aspecto a destacar, en lo que tiene que ver con las políticas preventivas en ambiente, es el fortalecimiento de las capacidades para evaluar los proyectos de mayor complejidad. A partir de la reestructura institucional del Mvotma, implementada en 2014, se crea un espacio para la evaluación ambiental de este tipo de proyectos.

Luego del desafío que implicó establecer en Uruguay la Planta de Celulosa más grande y moderna de la región, UPM Fray Bentos, en este período se aprobó el proyecto de inversión récord en la historia del país: Montes del Plata, cuya inversión se estima en 2.350 millones de dólares en la planta, siendo el total de sus activos en Uruguay 3.500 millones de dólares. Se van a producir de aquí en adelante unas 2.500.000 Ton de celulosa/ año con una facturación aproximada de USD 1.875.000.000. Esto requirió, requiere y requerirá una intervención directa, continua e importante para su concreción y control, a los efectos de dar sustentabilidad a la actividad para el futuro del país.

La instalación de una planta desulfurizadora que reducirá a niveles óptimos la cantidad de azufre en los combustibles; la implementación de un plan de uso y manejo de suelos que predice la pérdida de partículas sólidas de suelo por erosión; el cambio en la matriz energética, con una fuerte apuesta a la energía eólica, que permitirá que en 2015 el 90% de la energía provenga de fuentes renovables, son otras de las políticas que dan cuenta de esta perspectiva preventiva y de desarrollo sostenible.

El esfuerzo del Mvotma en estos años de contar con un equipo sólido de profesionales, modernizar procesos y fortalecer el marco legal le permite al Estado brindar las garantías necesarias de un ambiente saludable. El objetivo de esta administración está centrado en que toda la estructura ambiental esté preparada para atender los procesos de desarrollo del país.

Jueves, 09 Octubre 2014 10:36