Mecanismos para un desarrollo limpio (MDL)

El artículo 12 del Protocolo de Kioto (PK) habilita a las Partes Anexo I a desarrollar proyectos que generen reducción de emisiones, en territorios de Partes No Anexo I (Países en desarrollo), con una doble finalidad: a) ayudar a las Partes No Anexo I a lograr un desarrollo sostenible y a contribuir al objetivo último de la Convención; y b) ayudar a las Partes Anexo I en la demostración del cumplimiento de sus compromisos cuantificados de limitación y reducción de emisiones (mitigación) mediante la presentación los certificados de reducción de emisiones (CER) resultantes de dichas actividades.

El primer período de compromiso del Protocolo de Kyoto se extendió hasta 2012, cuando los países Anexo 1 debían demostrar haber cumplido con los niveles de abatimiento de emisiones previstos por el PK, respecto a sus correspondientes del año 1990 (año general de referencia).

En diciembre de 2012 se adoptó la esperada Enmienda de Doha al Protocolo de Kyoto. La misma establece un segundo período de compromiso, comprendido entre los años 2013 y 2020, y nuevos compromisos cuantificados de limitación o reducción de emisiones de gases de efecto invernadero para los países desarrollados, modificándose los Anexos A y B del Protocolo e insertando varios párrafos en el cuerpo del mismo. Uruguay ratificó la Enmienda de Doha en 2018.