logo
Usted está aquí:Inicio/Ambiente, Territorio y Agua/Conocé/Sistema de Información Territorial /Mostrando artículos por etiqueta: dinot

En el día de hoy se firmó un importante convenio entre el Mvotma, la Intendencia de Colonia y el Municipio de Juan Lacaze para la puesta en marcha un Plan Local de Ordenamiento Territorial y Desarrollo Sostenible.

La ministra Eneida de León, el intendente de Colonia Carlos Moreira, el director nacional de Ordenamiento Territorial José Freitas y el alcalde de Juan Lacaze Darío Brugman estuvieron presentes en la firma del acuerdo.

Mediante este instrumento, el Ministerio apoyará técnica y financieramente el desarrollo de la estrategia “Pensemos Juan Lacaze” que encuadra una serie de acciones dirigidas a implementar una Agenda de Proyectos de Desarrollo Local para la ciudad coloniense de corto y mediano plazo, afectada por el cierre de importantes fuentes laborales, como lo es el reciente caso de Fanapel.

Dicha Agenda identifica y centra sus acciones en 3 cadenas de valor como ejes fundamentales:

1- La reactivación y puesta a punto de un puerto comercial y parque industrial como enclave logístico regional.

2- La creación de un puerto deportivo, insertando el circuito de navegación del Río de la Plata, Uruguay y Paraná, entre otros.

3- El desarrollo de la ciudad del conocimiento y polo educativo, centralizando una importante dotación de infraestructuras de modo de posicionar a la localidad sabalera como un centro de referencia regional en materia educativa y de formación técnico profesional.

Sobre estos tres ejes se busca potenciar una diversa gama de actividades y servicios conexos para dar nuevos impulsos a la economía local, que colaboren a la generación de fuentes de empleo.


Inversión pública como palanca del desarrollo

La inversión pública es otro de los elementos centrales de la estrategia, en este sentido se prevé la instalación de toda la red de saneamiento de la localidad, lo que mejorará sustancialmente la calidad urbana y ambiental de la ciudad y su entorno, además de sumar a la generación de más puestos de trabajo, tanto para la construcción, el mantenimiento y la gestión de dicha red.

Para ello, entre otras instancias, todos los colectivos convocados trabajaron en diversos talleres para elaborar un diagnóstico de situación de todos los sectores de actividad económica, las vías para repotenciarlos y la generación de nuevas capacidades.

Con la firma de este acuerdo, el Mvotma, a través de un trabajo coordinado por parte de todas sus direcciones nacionales, aportará recursos para la implantación de la Agenda Estratégica de Desarrollo Local.

Participación ciudadana

Este informe y sus líneas principales de acción fue consensuado entre varios actores locales, bajo la coordinación técnica del Claeh, el apoyo de la OPP, el rol protagónico del municipio lacazino, junto a la Intendencia de Colonia, la Agencia de Desarrollo Económico de Juan Lacaze (ADE), el Plenario Intersindical de Trabajadores de Juan Lacaze y el Centro Comercial e Industrial de la localidad.

Las definiciones contenidas en la estrategia se alcanzaron a través de varias instancias de participación con los vecinos. A partir de varios talleres temáticos los propios lacazinos identificaron las áreas de oportunidad, en procura de revertir el actual escenario y propiciar nuevas fuentes de trabajo a través de estos canales de desarrollo.

Fuerte apuesta descentralizadora

Cabe destacar que, tanto en la formulación como en el diseño y la implementación efectiva de esta estrategia, el Municipio tiene y seguirá teniendo un rol protagónico. Ya que por su cercanía a la  realidad cotidiana de los habitantes es un actor clave en la priorización de las necesidades, la formulación y ejecución de los distintos planes que conforman la estrategia.

De este modo, el tercer nivel de gobierno, adquiere la relevancia que la ley de su creación pretendió y se hace efectiva la descentralización en la búsqueda de soluciones y la toma de decisiones.

El Ordenamiento como elemento clave

Este conjunto de acciones combinadas requiere, para que sus resultados acumulados tengan los efectos deseados y se mitiguen impactos negativos, un marco lógico de implantación a través de un plan de ordenamiento local.

La generación y localización de nuevas actividades, sus equipamientos e infraestructuras y la gestión programada de todos estos elementos deben estar contenidas en un plan que garantice, por ejemplo, las obras asociadas a las nuevas terminales portuarias, sus accesos deben procurar ensamblarse de la mejor manera con la trama vial y urbana preexistente.

Adecuar entonces la localización de nuevas actividades económicas, la combinación óptima de usos del suelo, los patrones de movilidad y conectividad en clave de sostenibilidad ambiental y social, es el aporte esencial del ordenamiento territorial a esta estrategia de desarrollo local.

Publicado en Noticias

Avanza la Estrategia Nacional de Acceso al Suelo Urbano.

Con la presentación de los 3 ejes centrales y las 23 líneas de acción concretas, de las cuales ya hay 6 en ejecución, cerró la primera etapa del proceso de construcción de la Estrategia Nacional de Acceso al Suelo Urbano (Enasu).

Promovida de forma conjunta desde las direcciones de Vivienda y Ordenamiento Territorial del Mvotma, la Enasu es una instancia de revisión y construcción de las políticas públicas y a la vez una herramienta instrumental de desarrollo urbano, ordenamiento territorial, vivienda y hábitat. La misma tiene como objetivo central identificar, viabilizar y potenciar los mecanismos de acceso al suelo urbano para la localización de programas habitacionales en las áreas consolidadas de todas las ciudades del país.

En el evento, realizado el martes 5 en la sede de la Presidencia de la República, se presentaron los avances a la fecha y adelantaron los pasos que seguirán y que llevarán a su efectiva implementación a partir de la segunda mitad de 2018.

La presentación, realizada frente a los integrantes de las Comisiones Asesoras de Vivienda (Coavi) y de Ordenamiento Territorial (Coaot) estuvo a cargo del director nacional de Vivienda, Salvador Schelotto y del director nacional de Ordenamiento Territorial, José Freitas.

Schelotto indicó que los avances logrados hasta la fecha solo son un cierre provisorio, el fin de una etapa y el inicio de otra de este complejo proceso de diseño e implementación de una política pública que, entre otras novedades, parte de la articulación de dos direcciones nacionales y pretende consensuar acciones entre múltiples actores para lograr un uso más eficiente y sostenible del suelo urbano, sus infraestructuras y equipamientos en todo el país.

A su vez, realizó un rápido resumen de las primeras medidas acordadas en este marco y recalcó que esta iniciativa y su efectiva concreción no solo compete a las entidades del Gobierno Nacional sino que tiene socios claves en los gobiernos departamentales y locales, las organizaciones sociales, la academia y el sector privado.

También recordó que el trabajo de la Enasu comenzó hace 5 meses, poniendo el énfasis en el derecho a la vivienda, pero con una visión ampliada que incluye el derecho a la ciudad, que integra la dimensión del hábitat, las infraestructuras físicas, culturales y sociales.

Por su parte, Freitas enumeró las distintas instancias de trabajo realizadas este año en el marco de la Enasu, con los talleres regionales en Paysandú, Tacuarembó y Montevideo que permitieron el intercambio directo con los referentes locales y sus específicas problemáticas en materia de acceso al suelo.

Además explicó los principales conceptos para la elaboración de la Enasu y abordaje a través de 3 ejes programáticos: 

El primero, “Optimización y sustentabilidad del uso del suelo urbano”, busca principalmente favorecer mecanismos que permitan intensificar el uso del suelo en áreas centrales e intermedias servidas. Entre las líneas de acción se enumeró la recuperación de viviendas en desuso, la promoción de vivienda nueva y el aprovechamiento de los espacios subutilizados. En este punto también es necesario avanzar en la mejora de la información catastral y registral y su vinculación con las entidades que demandan suelo, a la vez que se requiere articular las acciones de los organismos que consolidan ciudad, como la OSE, UTE , OPP y el propio Mvotma.

El segundo eje planteado es la “Adquisición pública de suelo urbano”, donde se apunta a perfeccionar el uso de las herramientas disponibles para la adquisición de suelo por parte del Estado y/o la creación de nuevas, entre las que se destacaron: la compra directa, la expropiación y el derecho de preferencia.

El último eje se centra en mejorar la gestión del suelo urbano público, ampliando las carteras de inmuebles existentes y promoviendo la creación de nuevas en los departamentos que aún  no disponen de estas. También se busca mejorar la sistematización y disposición de la información pública, entre otras medidas.

“…Este documento de avance de la Enasu, ordena las acciones y a principios de 2018 realizaremos dos actividades para revisar los distintos puntos y avanzar en los mecanismos de su aplicación a través de la elaboración de metas a corto, mediano y largo plazo… ” indicó Freitas, quien terminó diciendo que “hay 23 líneas de trabajo planteadas que debemos aterrizar en acciones concretas…”

Entre los objetivos a corto plazo el jerarca destacó seis líneas de acción: la identificación de áreas subutilizadas y de áreas de oportunidad en las principales ciudades, continuar promoviendo la construcción de vivienda social sobre terreno público, potenciar el desarrollo en distintas ciudades del país de proyectos urbano-habitacionales, como los que se desarrollarán en los ex predios de Paylana y Raincoop; rehabilitar inmuebles vacíos, sin uso y degradados, acordar el desarrollo y aplicación de herramientas de gestión, como por ejemplo instrumentos impositivos que potencien el uso del suelo urbano; mejorar la gestión de las carteras de tierras nacional (Civis), coordinando a su vez con las carteras departamentales.

Por ultimo José Freitas señaló que “… si bien la política urbano habitacional corresponde al Ministerio, con esto no alcanza, debemos trabajar en el marco de las comisiones asesoras para incorporar la visión de todos los actores, para lo cual en marzo y abril los vamos a estar convocando para intercambiar y concluir con un proceso que garantice una política efectiva y con una amplia mirada”.

Accede al documento preliminar

Publicado en Noticias

Autoridades y técnicos de los diferentes niveles de gobierno avanzan en la construcción de un ordenamiento territorial que refirme la transversalización de las políticas públicas.

En el día de ayer, y bajo el nombre "Políticas transversales en los instrumentos de ordenamiento territorial", se llevó a cabo el último Encuentro Nacional de Ordenamiento Territorial del año, que contó con la participación de autoridades y equipos técnicos del Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (Mvotma), de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), de los gobiernos departamentales, Catastro, Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo (Fadu), entre otras instituciones relacionadas con la temática. 

Dando sentido a la convocatoria el Mvotma presentó, a través de las diferentes autoridades de sus direcciones nacionales, las miradas y foco de gestión de las políticas que el Ministerio viene desarrollando en materia de Vivienda, Ambiente, Agua y Cambio Climático en sinergia con el Ordenamiento Territorial.

El director nacional de Ordenamiento Territorial, José Freitas abrió el encuentro recalcando la importancia de estas instancias a nivel nacional como espacios de diálogo en donde se ha gestado el inicio de varias políticas transversales como es el caso de la Estrategia Nacional de Acceso al Suelo Urbano (Enasu). “Fue en este espacio que se gestó la Enasu y el martes que viene estaremos presentando el documento preliminar esperando que en 2018 finalmente se concrete”, expresó Freitas.

Por su parte, el director nacional de Vivienda, Salvador Schelotto expresó que las políticas de Vivienda, Ambiente, Aguas, Cambio Climático y Ordenamiento Territorial son transversales e incentivó a salirse de la mirada sectorial, realidad dada en el Gobierno Nacional y reproducida en los gobiernos departamentales.

Al mismo tiempo, aclaró que para asegurar el derecho a la vivienda primero hay que asegurar el derecho a la ciudad, para lo cual es fundamental la coordinación interinstitucional y ensamblar las políticas públicas que se ejecutan en el territorio de forma que las acciones se potencien y se consigan mejores resultados.

“… los procedimientos establecidos son unos, pero estamos viendo que con voluntad política podemos mejorar los procesos” expresó el director nacional de Medio Ambiente, Alejandro Nario quien explicó que muchas veces, luego de un largo proceso de trabajo de planificación territorial entre la Dirección Nacional de Ordenamiento Territorial (Dinot) y las intendencias, recién llegan a evaluarse los planes por la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama) y los procesos comienzan a trancarse por los nuevos problemas que se visualizan. “Nosotros estamos intentando estar en el procedimiento de trabajo desde el comienzo y estamos viendo de generar una guía metodológica que incorpore el tema ambiental desde el inicio”, enfatizó Nario.

En esta misma línea el director de Cambio Climático, Ignacio Lorenzo expuso diferentes iniciativas que se están desarrollando con la Dinot para incorporar los temas de adaptación y cambio climático a la planificación territorial y expresó la importancia que han tenido los instrumentos de ordenamiento para pensar la política de Cambio Climático. A su vez, anunció que se desarrollará un plan conjunto entre Cambio Climático y Ordenamiento Territorial entre 2018 y 2020.

El encuentro avanzó con la participación de los arquitectos Federico Bervejillo y Diego Campandeguy y del antropólogo Javier Taks, especialistas en ordenamiento territorial, quienes realizaron una puesta a punto sobre la jornada donde surgieron reflexiones y desafíos vinculados a la coordinación, planificación y gestión del territorio.

Se planteó la necesidad de continuar trabajando hacia una planificación colaborativa, que gestione de manera asociada el territorio actuando sobre él en conjunto. Un ejemplo de éste modelo son las comisiones de cuenca, como la del Santa Lucía, la de Casavalle o la de Tacuarembó, que están resultando un modelo exitoso de articulación y coordinación transversal sobre el territorio.

Por otro lado, se señaló el valor de los instrumentos de ordenamiento territorial como capaces de transformar la realidad cotidiana de todos los ciudadanos. En este sentido, es necesario seguir avanzando en una planificación que se oriente hacia objetivos que contemplen los múltiples aspectos que se conjugan en el territorio, desde lo ambiental a lo social.

También se destacó la importancia de trabajar en la construcción de políticas transversales de desarrollo urbano, que apunten a la sustentabilidad y la integración de la ciudad. En esta línea, el Mvotma viene trabajando en la elaboración de la Enasu, que vincula las políticas habitacionales con las urbanas para un mejor aprovechamiento de la ciudad.

Al cierre, José Freitas invitó a todas las instituciones involucradas en estos temas y en particular a los gobiernos departamentales, a seguir trabajando en conjunto para que la planificación del territorio continúe integrando políticas que orienten mejor las transformaciones de nuestro territorio con el objetivo de avanzar hacia el desarrollo sostenible, que incluye el ejercicio del derecho a la ciudad, el cuidado del ambiente y los recursos naturales, el aprovechamiento de las oportunidades económicas y la adaptación al cambio climático.

 

Publicado en Noticias

Autoridades de la Dinot y de las intendencias de Durazno y Tacuarembó avanzan en la planificación territorial que definirá lineamientos y acciones en el territorio previo a la instalación de UPM.

El Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (Mvotma), en el entendido que el Ordenamiento Territorial es clave para orientar los cambios que permitan un desarrollo local sostenible y socialmente integrador, desde fines de 2016 viene trabajando en conjunto y de forma sostenida con los gobiernos departamentales de Durazno y Tacuarembó anticipándose a los posibles escenarios de la instalación de UPM.

En línea con ese propósito, la Dirección Nacional de Ordenamiento Territorial (Dinot) del Mvotma viene impulsando instancias de intercambio con autoridades y equipos técnicos de ambas intendencias para avanzar en una planificación territorial que analice y gestione el área teniendo en cuenta las transformaciones territoriales que se preveen a partir de la planta de UPM y favorecer el desarrollo sostenible de la zona de influencia.

Estos encuentros comenzaron el viernes 17 en la ciudad de Durazno, donde el director nacional de Ordenamiento Territorial, José Freitas y el equipo técnico de la Dinot se reunieron con el intendente de Durazno, Carmelo Vidalín y su equipo con el objetivo de avanzar en la planificación de Pueblo Centenario, localidad ubicada en el departamento sobre el Río Negro frente a la ciudad de Paso de los Toros.

En este sentido, en dicha reunión se acordó que la localidad se planificará con definiciones de corto y mediano plazo que contemplen las transformaciones territoriales que ocasionará eventualmente la puesta en marcha de la nueva planta, así como también la implementación de acciones para la gestión y control del territorio que eviten ocupaciones en zonas inundables o inadecuadas.

Por otro lado, se enfatizó en la necesidad de realizar reservas de suelo urbano para la construcción de viviendas de interés social.

Asimismo, la Intendencia de Durazno presentó al Ministerio la comunicación de inicio de la revisión de las Directrices departamentales, poniendo el acento en la categorización, las infraestructuras y gestión del suelo suburbano.

La ciudad de Paso de los Toros fue sede del segundo encuentro, realizado el miércoles 22, que convocó a autoridades y equipos del Mvotma, al intendente de Tacuarembó, Eber Da Rosa y su equipo de planificación territorial, al Alcalde de Paso de los Toros, Juan José López Sanchéz, los diputados Edgardo Rodríguez y Valentín Rodríguez, el Coordinador Regional del Mvotma, Roberto Bettini, ediles, concejales y vecinos de la ciudad, para presentar los avances del Plan Local de Paso de los Toros y su microrregión.

El Plan es un instrumento que se viene trabajando en forma coordinada con la Intendencia, el Municipio y el Ministerio, y tiene el propósito de planificar el territorio atendiendo lo definido en la Ley de Ordenamiento Territorial. La inminente instalación de UPM, se agrega al escenario de elaboración del Plan Local e implica preveer las potenciales transformaciones de la zona.

El Plan Local de Paso de los Toros y su microrregión aborda las problemáticas actuales de la ciudad, como la ocupación del suelo en áreas inundables y el poco aprovechamiento de sus infraestructuras, producto de la ausencia de un Plan que ordenara y planificara su territorio.

A su vez, el Plan deberá contemplar un escenario de desarrollo futuro con o sin planta.

Por otro lado, la infraestructura de sanemiento, también será parte del plan de ordenamiento dado que responde a las definiciones de uso y ocupación del suelo.

Se proyecta que el Plan de Paso de los Toros y su microrregión y el de Pueblo Centenario se pongan a consulta pública a partir de diciembre y se espera que sus elaboraciones finalicen en 2018.

 

Publicado en Noticias

Finaliza una etapa del proceso de participación de la contrucción de la Estrategia Nacional de Acceso al Suelo (Enasu).

Montevideo fue la sede del tercer y último Taller Regional cerrando así el ciclo de talleres regionales comenzado en agosto de este año. Dicho ciclo es una pieza clave del proceso de elaboración de la Enasu, que invitó a dialogar a actores de todo el país sobre las diferentes realidades y sus posibles soluciones en referencia al acceso al suelo con el própósito de desarrollar políticas de vivenda y hábitat que aseguren el ejericio pleno del derecho a la ciudad .

El Tercer Taller Regional contó con la participación de autoridades y equipos técnicos del Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (Mvotma), representantes de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), de las intendencias de Canelones, Maldonado, Montevideo, San José, Florida, Treinta y Tres y Rocha; y de las instituciones públicas y privadas y organizaciones sociales que actúan en esta región del país.

La apertura estuvo a cargo de subsecretario del Mvotma, Jorge Rucks quien destacó que a partir de la voluntad, de las acciones y la participación de todos los actores involucrados se encontrarán soluciones a los desafíos en materia de acceso al suelo y que “la Estrategia busca sentar en un documento base los acuerdos que aseguren la construcción de ciudades sostenibles y un futuro de equidad para cada uno de los habitantes”.

El director nacional de Ordenamiento Territorial, José Freitas, contextualizó los objetivos de la Enasu y los ejes programáticos sobre los que se ha venido trabajando vinculados a optimizar, adquirir y gestionar el suelo urbano. En este sentido, enfatizó algunas ideas centrales y sus definiciones estratégicas para lograr un desarrollo urbano más sostenible e inclusivo, que no solo permita el derecho a la vivienda sino también el derecho a la ciudad.

La jornada incluyó presentaciones de representantes de la OPP, de las intendencias de Montevideo y Canelones, del Instituto de Teoría y Urbanismo de la Facultad de Arquitectura y de Fucvam, quienes expusieron su visión y aportes en materia de acceso al suelo, al hábitat y la vivienda a nivel local y nacional, conjugando diversas ópticas y realidades.

La ronda de presentaciones fue cerrada con la participación del director nacional de Vivienda, Salvador Schelotto, quién expuso las actuaciones que el Mvotma está impulsando en línea con la Enasu entre las que se destacan la compra de predios por parte del Ministerio y la generación de acuerdos con las intendencias con el próposito de adquirir suelos para proyectos urbano-habitacionales en zonas centrales bien dotadas de servicos e infraestructura. Algunos ejemplos concretos de estas líneas de acción son la compra de los predios del ex Raincoop en el barrio Unión, la ex escuela Scoseria en Ciudad Vieja y el predio del Banco de Seguros en Peñarol; además de los acuerdos con las intendencias de Montevideo y Paysandú para acciones en el eje de la calle 25 de mayo en Cudiad Vieja y el predio de la ex Paylana en Paysandú. 

El encuentro avanzó con la realización de los talleres de trabajo donde se profundizó en los ejes programáticos definidos para la Enasu, buscando encontrar caminos para la optimización y sustentabilidad ambiental, económica y social del suelo urbano, a partir de la puesta en común de temas transversales y específicos de cada departamento.
Entre otros, surgieron algunos temas relevantes, como los espacios que han dejado los diferentes programas de vivenda: espacios con calidad urbana, que si bien implican una gestión compleja representan una oportunidad. Otro aspecto, también presente en los Talleres de Paysandú y Tacuarembó, es la necesidad de mayor articulación y coordinación interinstitucional, que es clave a la hora de gestionar el terrritorio. 

Sobre el cierre del año la Estrategia cumplirá un hito con la presentación de un primer documento que conjugará un estado las acciones que ya se están ejecutando y propondrá los nuevos lineamientos y acciones a impulsar a futuro.

La elaboración de la Enasu continúa. Acceda a toda la información, documentos, presentaciones y al espacio para canalizar consultas, aportes y comentarios aquí.

Publicado en Noticias

Las inundaciones ocurridas el pasado mes de mayo en el litoral del Río Uruguay ocasionaron, una vez más, un gran número de familias afectadas por los desbordes del río y sus afluentes principalmente en los departamentos de Artigas, Salto y Paysandú.

Estos eventos y sus consecuencias inmediatas de evacuación, relocalización transitoria, suministro de agua potable, alimentos, indumentaria, seguridad, además de las posteriores soluciones a largo plazo de realojos, acondicionamiento de espacios libres, control, etc. insumen para los gobiernos departamentales, el gobierno nacional y la sociedad toda altos costos económicos y sociales.

En estos procesos que aportan tanto soluciones transitorias en la primera línea de acción, como soluciones que tienden a revertir definitivamente el ciclo inundación - evacuación – retorno, se encuentran trabajando de manera conjunta el Sinae (Sistema Nacional de Emergencia) , los Cecoed (Centros Coordinadores de Emergencia Departamental), los gobiernos departamentales, OSE, UTE, Ministerio del Interior, el Mides y el Mvotma.

Abordaje integral

Cabe mencionar que la implementación de estas soluciones supone, entre otras complejas operaciones, generar procesos de consolidación urbana, extensión o redensificación de la trama urbana. Además de los aspectos vinculados a la inclusión social derivados de los cambios sociales y culturales que la relocalización implica.
Desde el Mvotma, se ha desarrollado una estrategia de abordaje de las soluciones de carácter permanente que tiene como principal eje de acción la coordinación y complementación del trabajo de tres de sus Direcciones Nacionales: Dinavi, Dinagua y Dinot, junto al trabajo del Programa de Mejoramiento de Barrios (PMB).
El aporte del Mvotma tiene como objetivo final lograr los realojos y la construcción de nuevas viviendas para las familias de extrema vulnerabilidad y alto riesgo ante las inundaciones. Para eso cuenta con los distintos programas de acceso a la vivienda.

Instrumentos de ordenamiento

En este sentido, la Dirección Nacional de Ordenamiento Territorial (Dinot), ha trabajado a través de convenios de asesoramiento y apoyo técnico y financiero con los gobiernos departamentales para la implementación de políticas de ordenamiento territorial y planificación de sus territorios a partir de la elaboración y aprobación de instrumentos de ordenamiento territorial, definidos por la Ley 18.308.

En este marco las ciudades de Salto y Bella Unión del litoral cuentan con Planes Locales aprobados, mientras que el de Paysandú se encuentra en etapa final de aprobación.

Estos instrumentos contemplan no sólo la particular condición de ciudades ribereñas, en algunos casos incluso con cursos de agua urbanos, sino también todo un capítulo normativo que regula las categorías de suelo, subcategorías, zonas y sus normativas específicas para dar solución, mitigar o modificar situaciones futuras de inundaciones, contaminación, estableciendo categorías de suelo admitidos, prohibidos y condicionados.

Esta normativa se asocia además a una serie acciones y proyectos concretos que apuntan a eliminar la ocupación con carácter residencial en las áreas inundables.

A través de estos Planes Locales de ordenamiento territorial como conductores de la ocupación y uso del suelo, se ha venido trabajando con los equipos técnicos locales en la identificación de terrenos aptos y disponibles, en primera instancia de propiedad pública, que puedan ser destinados a programas de vivienda para las familias realojadas.

Cada Plan Local, con su zonificación y normativa, aporta en la identificación de las zonas más recomendables donde generar esas soluciones habitacionales, optimizando a su vez la ocupación del suelo disponible en lo que refiere a cobertura de infraestructura de saneamiento, servicios y conectividad.
De acuerdo a este axioma la primer mirada en la búsqueda de suelo para una nueva solución residencial se orienta a cubrir áreas vacantes en la trama urbana, constituyéndose al mismo tiempo en un factor de integración social de la población realojada y desestimulando la expansión urbana hacia las periferias.

Aporte específico

El Mvotma, a través de la Dinot ha contribuido en forma sostenida y focalizada, en esta instancia concreta de post inundación, en la identificación de tierras aptas para la localización de nuevas viviendas, en coordinación permanente por parte de los técnicos referentes con las oficinas de ordenamiento territorial de las intendencias involucradas, con apoyo de los relevamientos y censos realizados por los Cecoed y el Mides, aportando en la cuantificación de la población afectada. Contándose además con el importante aporte del equipo del Departamento de Información y Documentación Territorial, en el mapeo y georreferenciación de la información recabada acerca de los posibles predios a ocupar, asociando a través del Sistema de Información Territorial (SIT) una plataforma de datos de relevancia territorial: áreas, niveles topográficos, servicios, red de saneamiento, etc.

Solución concreta

El Mvotma ha establecido cómo primer etapa en este proceso de realojos, dar solución a 40 familias del contexto más crítico en cada uno de los departamentos.

La situación en cuanto a acceso a suelo para construcción de vivienda es muy diferente en cada intendencia. Para la ciudad de Bella Unión se cuenta con una extensa área con infraestructura de servicios, ubicada en la zona de crecimiento de la ciudad, que tiene capacidad para alojar a futuro hasta 100 viviendas. En esta primera etapa se construirán las necesarias para asentar a los pobladores que ya han sido censados e identificados como los prioritarios a realojar.

En la ciudad de Salto en cambio, el proceso ha implicado la búsqueda y análisis de posibles predios y potenciales ubicaciones para recibir los realojos en función de diversas condicionantes, como las áreas con predios aptos para programas de vivienda, su ubicación en zonas permitidas por el Plan Local, la existencia de saneamiento, la propiedad de la tierra y aspectos ambientales compatibles, entre otros factores.

En este marco de acciones llevado a cabo en conjunto por Dinot y Dinavi, se ha incorporado la Dirección Nacional de Aguas (Dinagua) para la determinación con bases técnicas de las áreas inundables y sus distintos niveles de riesgo, en función de la vulnerabilidad de la población asentada en ellas, a través de la elaboración del mapa de riesgo por inundaciones para la ciudad de Salto.

La situación y las acciones en Paysandú parten de otro contexto, donde la intendencia ya tiene accionado un sistema de respuesta que implica censos actualizados de la población inundada y evacuada, cotas de inundación actualizadas y, como factor fundamental, la identificación de las zonas dónde realizar los realojos y el número de familias que constituye cada etapa de este proceso de consolidación que se pretende culminar en el 2018.

Distintas experiencias, un mismo objetivo.

La experiencia iniciada en los tres departamentos para revertir el ciclo inundación-evacuación-retorno se está desarrollando con distintos niveles de avance, pero con el objetivo claro y común de contar en un futuro no tan lejano, con sus zonas inundables libres de usos residenciales; constituyéndolas en áreas de esparcimiento, recreación y disfrute paisajístico que las áreas ribereñas pueden y deben aportar a la ciudad.

 

Autora: Arq. Elba Fernández

Publicado en Artículos Varios

Tacuarembó fue la sede del segundo taller regional en el marco de la elaboración de la Estrategia Nacional de Acceso al Suelo Urbano (Enasu) con fines habitacionales.

El encuentro convocó a representantes y equipos técnicos del Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (Mvotma), de las intendencias de Tacuarembó, Artigas, Rivera, Cerro Largo y Durazno, de la Agencia Nacional de Vivienda (ANV), de Mevir, Fucvam y Fecovisi, de la Dirección Nacional de Catastro, de la Asociación de Agrimensores y de la Universidad de la República (Udelar), entre otras instituciones y organizaciones sociales nacionales y locales.

El director nacional de Ordenamiento Territorial, José Freitas reforzó las ideas y objetivos de la Estrategia Nacional, enumerando los aspectos centrales de las problemáticas urbanas, sociales y habitacionales que la justifican como el crecimiento y expansión de la ciudad, el uso irracional del suelo y el vaciamiento relativo de las áreas centrales y agregó: “Queremos adelantarnos a patologías que pueden sufrir las ciudades si no las manejamos de manera adecuada”.

En la jornada se expusieron datos de la realidad del norte del país en relación a las dinámicas demográficas, ocupacionales y habitacionales. Se destacó que algunas ciudades, como Artigas y Durazno, muestran patrones claros y similares, donde las áreas centrales pierden población y crece el número de hogares en zonas con poca infraestructura. Esta realidad reafirma la importancia de algunos de los objetivos establecidos en la estrategia vinculados a consolidar y calificar los barrios de las zonas que ya se extendieron y revitalizar zonas degradadas.

Al igual que en el encuentro realizado la semana pasada en la ciudad de Paysandú, el taller de Tacuarembó contó con presentaciones de diversas instituciones en torno a la temática de acceso al suelo.

Gonzalo Ballarini, secretario de Mevir, explicó los nuevos lineamientos que guían el accionar de la organización para las pequeñas localidades y áreas rurales que, en sintonía con las líneas establecidas en la Enasu, proponen intervenir en el territorio de manera integral. Esto implica, dejar atrás el conglomerado de casitas al borde los poblados, para ir hacia una nueva concepción tipológica y de localización en relación a la trama preexistente y que procure, además del techo, dotar de los servicios, equipamientos y espacios a las poblaciones objetivo del programa.

El equipo interdisciplinario de la Regional Norte de Udelar presentó el estudio sobre Hábitat, vivienda y territorio, cuyas conclusiones se alinean con los ejes programáticos establecidos en el marco de la Enasu.

Las intendencias de Tacuarembó y Durazno presentaron en conjunto con técnicos del Mvotma, el plan local Centenario – Paso de los Toros actualmente en elaboración por los gobiernos departamentales mencionados, la Dirección Nacional de Ordenamiento Territorial (Dinot), la Dirección Nacional de Vivienda (Dinavi) y la Dirección Nacional de Aguas (Dinagua) del Mvotma.

La jornada continuó con talleres que trabajaron en los diferentes ejes programáticos definidos para la Enasu buscando la optimización y sustentabilidad ambiental, económica y social del suelo urbano.
Se analizó la utilización de las herramientas de planificación y gestión del suelo para cada una de las intendencias donde se visualizaron similitudes y diferencias según la realidad de cada departamento. Los distintos equipos coincidieron que, si bien se ha avanzado en la planificación del territorio, en el caso de los mecanismos de gestión queda camino por recorrer y para optimizar el uso del suelo se debe mejorar el uso de las herramientas de gestión territorial.

También se enfatizó en la necesidad de avanzar en la coordinación entre los distintos niveles de gobierno y con otras instituciones, sobre todo en lo que hace a la disponibilidad de la información y a mejorar los tiempos de tramitación para poner los terrenos en circulación.

Por otro lado, los equipos de trabajo concluyeron y destacaron que las intendencias han evolucionado en exigir predios con mejor ubicación y cualidades urbanísticas, en sintonía con los lineamientos que la Enasu procura potenciar.

Si bien el ciclo de talleres se retomará en octubre con sede en Montevideo, en setiembre se realizarán encuentros e intercambios con expositores extranjeros para darle continuación al proceso de construcción de la Estrategia.

En paralelo, la elaboración continúa a través del página web del Mvotma donde se encuentra toda la información de la Enasu y se pueden canalizar consultas, aportes y comentarios (ir al espacio Enasu).

Publicado en Noticias

En el día de ayer se realizó el primer taller regional en el marco de la construcción de la Estrategia Nacional de Acceso al Suelo Urbano (Enasu).

Este primer encuentro, con sede en la ciudad de Paysandú, reunió a autoridades y técnicos del Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (Mvotma), a representantes y equipos de los gobiernos departamentales y locales de Paysandú, Salto, Soriano, Río Negro y Flores, a Fucvam y cooperativas de vivienda locales, a todo el Sistema Público de Vivienda, a miembros de la Universidad de la República (Udelar) y otras instituciones privadas, públicas y sociales.

La importancia de los talleres regionales en la elaboración de la Enasu, radica en atender las realidades y especificidades de cada región en relación al acceso y uso del suelo urbano. Al respecto el director nacional de Vivienda, Salvador Schelotto, destacó la importancia de estos encuentros “porque permiten focalizar en las problemáticas de cada región con la participación de los equipos técnicos locales”. Por su parte, el director nacional de Ordenamiento Territorial, José Freitas señaló que este primer taller “es el inicio del proceso de intercambio y que la meta es llegar a fin de año con lineamientos y acciones para facilitar el acceso al suelo urbano con fines habitacionales”.

En el encuentro ambas autoridades del Mvotma explicaron la situación actual del país en relación al acceso al suelo, donde la expansión no planificada de las ciudades medianas e intermedias genera consecuencias negativas en términos ambientales, sociales y económicos que recaen en toda la sociedad.
A ésta situación general, se suma la realidad específica de los departamentos de la región litoral que se ven afectados por las inundaciones, donde en palabras de Freitas, “la necesidad suelo con servicios es aún más perentoria”.

Este diagnóstico requiere orientar las políticas habitacionales para dar respuesta a la situación y a las nuevas demandas en clave de coordinación interinstitucional. En este sentido, la Enasu se propone como una estrategia participativa que apunta a “armonizar” las políticas de planificación y gestión urbana y habitacional con una dimensión de inclusión social ineludible.
Schelotto señaló como ejemplo de “armonización” el proyecto Paylana, que prevé soluciones habitacionales acompañadas de infraestructura, servicios y áreas de esparcimiento para los realojados por las inundaciones. En línea con este ejemplo, y en el marco de la Enasu, se concretarán otros proyectos de similares características en distintos puntos del país en paralelo a las instancias de encuentros e intercambios.

La jornada avanzó con exposiciones de los equipos de trabajo de las intendencias de Paysandú y Río Negro, Mevir y Regional Norte de la Udelar. Las instituciones coincidieron en la relevancia de coordinar esfuerzos y ordenar acciones concretas para dar solución a las demandas habitacionales y presentaron herramientas, planes, proyectos y estudios alineados con los objetivos que se plantea la Enasu.

Específicamente, la intendencia de Paysandú está actualizando su catastro para detectar la existencia de suelo vacante; presentó las herramientas de gestión territorial que están desarrollando, como el plan de relocalización del asentamiento “La Chapita”, “q ue se transformará en un paseo público para disfrute de todos los sanduceros”. Además destacaron que está en marcha la revisión del plan de ordenamiento territorial de Paysandú.

Por su parte, el gobierno departamental de Río Negro, que actualmente cuenta con 5 instrumentos de ordenamiento territorial, incluidas las directrices departamentales, presentó el plan local de Fray Bentos que prevé dos zonas de crecimiento con fuerte presencia del sistema cooperativo.

En tanto, el secretario de Mevir Arq. Gonzalo Balarini, manifestó que la organización está alineada con la visión de la Enasu de coordinar y ordenar las acciones de construcción de vivienda en las pequeñas localidades rurales, donde la institución tiene fuerte presencia, insertándose en las tramas preexistentes. Balarini detalló los ejes de trabajo y metas para el 2018, poniendo como ejemplo las nuevas formas de implantación generadas en Algorta.

El equipo de Udelar – Regional Norte, presentó un estudio cualitativo, en base a entrevistas a diversos actores, sobre asentamientos irregulares en la zona del litoral norte del país. Las conclusiones de la investigación están sintonía con los ejes y espíritu rector de la Estrategia Nacional de Acceso al Suelo en relación al derecho a la ciudad.

El encuentro continuó con la realización de talleres de trabajo con los equipos de las instituciones participantes, que abordaron ejes temáticos específicos vinculados a la adquisición y gestión del suelo urbano con fines habitacionales, buscando su optimización y sustentabilidad ambiental, económica y social. Los talleres finalizaron con una puesta en común de desafíos, oportunidades y soluciones concretas en torno a estos temas. Los distintos equipos coincidieron en que se requiere avanzar en la coordinación de las políticas urbano – habitacionales a nivel departamental y nacional, en particular en detección de suelo con dicho destino.

El ciclo de Talleres continúa el próximo jueves con el Segundo Taller Regional que se realizará en la ciudad de Tacuarembó.

Adicionalmente, se encuentra disponible en la página web del Mvotma, un espacio de información e intercambio de la Enasu que permite canalizar consultas, aportes y comentarios.

Publicado en Noticias

El Mvotma, desde la Dirección Nacional de Ordenamiento Territorial y la Dirección Nacional de Vivienda, está implementado la construcción de una Estrategia Nacional de Acceso al Suelo Urbano (Enasu) con fines habitacionales.

Esta iniciativa implica dar continuidad al proceso de implementación de la Nueva Agenda Urbana definida por las Naciones Unidas en la Conferencia Mundial sobre Vivienda y Desarrollo Urbano Sostenible (Hábitat III) realizada en Quito en 2016, así como también al Plan Quinquenal de Vivienda 2015 -2019 del Mvotma.

¿Qué es el acceso al suelo urbano?

El acceso al suelo urbano es clave para el desarrollo de las políticas públicas con el objetivo de facilitar el derecho a la vivienda y a un hábitat digno. Implica, entre otras cosas, diseñar alternativas habitacionales en lugares que cuenten con toda la infraestructura y los servicios: trabajo, salud, educación, cultura así como la participación ciudadana.

En este sentido, uno de los principios rectores de la Enasu es que todos los habitantes tienen derecho al uso y disfrute de una ciudad en la que se aseguren condiciones adecuadas de vida y convivencia.

¿Cuál es la situación actual en nuestro país en relación al acceso al suelo?

Si bien existen excepciones, en la mayoría de las ciudades del Uruguay se registra una tendencia a la expansión de las áreas urbanizadas. Este proceso se ha dado tanto por ocupaciones informales como por desarrollos formales y acción pública estatal. Implica la superación de los límites urbanos consolidados consumiendo suelo rural y en ocasiones el avance sobre áreas de riesgo y fragilidad ambiental.

La expansión no planificada de las ciudades genera consecuencias negativas en términos ambientales, sociales y económicos. Las nuevas necesidades y demandas de infraestructuras y servicios que conllevan implican elevados costos para toda la sociedad.

Actualmente el país dispone de un amplio conjunto de instrumentos y procedimientos para aportar alternativas eficaces a estos problemas. Sin embargo, su implementación todavía es muy escasa, y en los casos en que se aplican, los tiempos de gestión son excesivamente extensos.

¿Qué es la Estrategia Nacional de Acceso al Suelo?

La Estrategia Nacional de Acceso al Suelo Urbano (ENASU) es un proceso de elaboración participativa cuyo objetivo es establecer de forma ordenada y sistemática mecanismos concretos para coordinar el accionar de los actores implicados en la planificación y gestión del uso del suelo urbano.

La ENASU busca atender los problemas actuales del país en relación al acceso al suelo, avanzando sobre los siguientes lineamientos:

  • Articular la política de planificación y gestión urbana y la política urbano -habitacional
  • Lograr un uso eficiente y sustentable del recurso suelo urbano
  • Facilitar el acceso al suelo y los inmuebles con infraestructura y cobertura deservicios
  • Promover la consolidación de los barrios y las periferias existentes antes de la expansión del suelo urbano y la ocupación del suelo no urbanizado
  • Desarrollar mecanismos de coordinación de las distintas instituciones públicas con competencia en la materia
  • Orientar de manera más efectiva en el desarrollo de las ciudades.

¿Quiénes participan de su elaboración?

El proceso de construcción de la Estrategia Nacional de Acceso al Suelo es participativo e integra en su formulación a todos los actores (públicos, privados, y sociales) que compartan el objetivo de alcanzar un desarrollo urbano-habitacional equilibrado y sostenible en términos ambientales, sociales y económicos.

¿Cómo es el proceso de elaboración y participación?

La ENASU avanzará con la realización de Talleres Regionales (ver cronograma) y Encuentros e Intercambios con representantes de ministerios, gobiernos departamentales, organizaciones sociales y civiles, cámaras empresariales, cooperativismo, miembros de la academia, expositores extranjeros y otras instituciones públicas y privadas vinculadas a construcción de vivienda y hábitat.

proceso

 

En paralelo a las instancias presenciales se encuentra disponible un espacio de intercambio en la página web del MVOTMA. Esta plataforma permitirá canalizar aportes, observaciones y consultas durante todo el proceso.

¿Cuáles son los resultados esperados?

 Una vez procesada la discusión y elaboración conjunta de la Enasu, se espera que los diferentes niveles de gobierno dispongan de:

● Ámbitos de coordinación institucional que permitan mejorar la ejecución de políticas de vivienda y hábitat.
● Instrumentos legales, recursos técnicos y económicos que permitan gestionar adecuada y oportunamente el suelo, principalmente el de propiedad pública.
● Herramientas efectivas para estimular el uso socialmente eficiente del suelo urbano, principalmente el de propiedad privada y desestimular su uso especulativo.

En el nivel operativo:

● Identificar las necesidades de las instituciones para poder gestionar adecuadamente el suelo.
● Desarrollar plenamente las capacidades de gestión que ya están disponibles.
● Potenciar las carteras de inmuebles departamentales y nacionales con el objetivo de aumentar su eficacia y su incidencia en el mercado del suelo.
● Mejorar la calidad y disponibilidad de la información y datos públicos sobre los inmuebles urbanos, requisito indispensable para el monitoreo y ajuste permanente de las acciones.

 

Link al espacio de intercambio para canalizar aportes, observaciones y consultas.  

 

Publicado en Artículos Varios

En el marco de la construcción de un espacio de coordinación de políticas de acceso al suelo urbano se llevó a cabo, en el día de ayer, el Encuentro Nacional de Ordenamiento Territorial.

El mismo contó con la participación de autoridades y equipos técnicos del Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (Mvotma), de las intendencias departamentales, de la Agencia Nacional de Vivienda (ANV), del Programa de Mejoramiento de Barrios (PMB), de Mevir, del BHU, del Plan Juntos, de OSE, de Catastro, de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo (Fadu) y de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP).

En la apertura, el director Nacional de Ordenamiento Territorial, José Freitas hizo referencia a que “… es un placer este tipo encuentros, por ser un espacio fundamental que más allá de los enormes desafíos que nos hemos impuesto en materia de acceso al suelo, el debate nos enriquece a todos y nos permite avanzar en el logro de los objetivos…” Además señaló, que la temática del Encuentro está vinculada a un tema clave para mejorar los resultados de las políticas urbanas y habitacionales.

Por otra parte, el director Nacional de Vivienda, Salvador Schelotto enfatizó que desde el Mvotma se apoya e impulsa este tipo de encuentros. “Me parece extremadamente valioso la presencia del sistema público de vivienda en toda su institucionalidad y particularmente de las máximas autoridades de algunos organismos como MEVIR y la ANV. Creo que esto marca una articulación creciente de lo que es el tema del día de hoy respecto de las políticas de planificación, ordenamiento y gestión de las ciudades y el territorio y las políticas de hábitat de vivienda que deben estar profundamente imbricadas”

La jornada avanzó con un panel de expositores de algunas de las instituciones participantes. El objetivo fue compartir diversas prácticas, vinculadas al acceso al suelo, que se vienen implementando en todo el país llevadas a cabo por el Mvotma, la ANV y las intendencias departamentales.

Las exposiciones sirvieron como disparadores, en la segunda mitad del Encuentro, para los intercambios y debates que se realizaron en el marco de una serie de talleres temáticos de trabajo sobre diferentes aristas de la gestión de acceso al suelo: Cartera de Tierras, Financiamiento Urbano e Intensificación de Uso y Densificación urbana.

El Encuentro finalizó con algunas reflexiones sobre la necesidad de la concurrencia, coordinación y cooperación entre los distintos ámbitos de gobierno: nacionales, departamentales y con los actores privados y sociales, que permitan reforzar o construir caminos para lograr una mejor respuesta al déficit habitacional y los problemas urbanos.

Publicado en Noticias
Página 1 de 9

Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente

Sede central: Zabala 1432 esq. 25 de Mayo
Dirección Nacional de Vivienda: 25 de Mayo 402 esq. Zabala.
Dirección Nacional de Medio Ambiente: Galicia 1133 esq. Av. Rondeau.
Dirección Nacional de Ordenamiento Territorial: Galicia 1133 esq. Av. Rondeau.
Dirección Nacional de Aguas: Av. Rondeau 1921.
Montevideo - Uruguay