El Plan se encamina

Cabo Polonio Cabo Polonio

Las acciones previstas en el Plan de Manejo del Cabo Polonio están en marcha. Tala de pinos y acacias sobre la franja costera, extracción de escombros en el pueblo, regeneración dunar en las playas norte y sur, y el inicio de los grupos de trabajo para definir acciones previstas en el plan que integre las necesidades de todos los involucrados, son algunas de las medidas que la coadministración del área protegida llevan adelante.

Esta semana empezó con la extracción de pinos y acacias en la franja costera entre el monte y el mar. El plan de control de exóticas invasoras en costa llevará tres meses trabajo en donde se prevé completar la tala desde la Perla de Rocha y la Barra de Valizas. Por otro lado, se espera el llamado a licitación para la extracción de las 800 hectáreas de monte plantado sobre la duna.

Además está prevista la instalación de cercas captoras en playa sur y playa norte antes. Se trata de un entrelazado de ramas y follaje enterrados en la arena que con la acción del viento conforman las cercas y así se regenera la duna primaria dañada por la erosión.

En el entorno del pueblo, los guardaparques comenzarán a retirar escombros y cimientos de viviendas que no han sido terminadas y están abandonadas en el marco de la limpieza de la zona poblada.

Desde la aprobación del plan se está realizando el Registro de pobladores para identificar quienes son permanentes y quienes no lo son. El registro permite firmar un acuerdo de uso según las distintas categorías que se extiende a 20 años con opción a renovar.

Otro de los ejes destacados es el ordenamiento y la promoción de la presencia y actividades humanas centradas en el cuidado de los valores naturales y culturales tan característicos de la zona. Esto implica el ordenamiento gradual de la ocupación y sus usos, con una definición de la distribución del espacio y criterios para el desarrollo de las actividades vinculadas al uso público y el turismo.

En este sentido comenzaron a funcionar grupos de trabajo interinstitucionales del sector público nacional y departamental con el fin de determinar la mejor ubicación para las viviendas que se encuentran en el borde rocoso. Se prevé la integración de actores locales y privados a estas instancias de evaluación.

El eje de trabajo para este grupo es encontrar el mejor lugar para ubicar estas 26 viviendas, en un plazo de cinco años. Esta última medida se fundamenta en la restauración de valores paisajísticos, reducción de impactos ambientales y la promoción de la libre circulación y mejor disfrute público.

El Plan de Manejo fue aprobado a inicios de 2019. Se trata de la hoja de ruta para mantener y mejorar los valores naturales y culturales del área protegida. El documento prioriza el espacio cultural del área, reconociendo su valor y su aporte, e integrando su bagaje a esta planificación que busca alcanzar objetivos de conservación y desarrollo del área. 

Lunes, 19 Agosto 2019 11:34

Medios