La ciudad frente al Cambio Climático: Construyendo resiliencia, garantizando derechos

La ciudad frente al Cambio Climático: Construyendo resiliencia, garantizando derechos La ciudad frente al Cambio Climático: Construyendo resiliencia, garantizando derechos

Para reflexionar sobre la relación entre la ciudad, los impactos del cambio climático y la incorporación de la perspectiva de derechos humanos en los instrumentos de planificación y gestión urbana, se realizó una jornada de trabajo junto a técnicos de todo el país de organizaciones públicas y privadas, representantes de la academia y organizaciones sociales.

 La actividad fue organizada por la Secretaría de Derechos Humanos (SDH), de Presidencia de la República, junto al Mvotma, en el marco del Plan Nacional de Adaptación de Ciudades e Infraestructuras al Cambio Climático, como parte del acuerdo firmado entre estas instituciones para incorporar el enfoque de derechos humanos en el abordaje del cambio climático en Uruguay, y en el contexto de las celebraciones por los 10 años del .


Stefan Liller, Representante Residente del PNUD en Uruguay, y Nelson Villarreal, Secretario de Derechos Humanos, fueron los encargados de dar apertura al encuentro mientras que Ignacio Lorenzo, Director de Cambio Climático del Mvotma, dió cierre al mismo, lo cual significó una buena oportunidad para conversar con los participantes sobre los principales aprendizajes y algunas de las conclusiones elaboradas en conjunto durante la jornada.


Fernando Willat, de la Secretaría de Derechos Humanos, analizó en su presentación, cuál ha sido la evolución histórica del concepto de derechos humanos y la forma en que progresivamente se fue transformando la concepción del hombre, su dignidad y sus derechos. Afirmó que “a diferencia de las mercancías, los derechos humanos son bienes irrenunciables e inalienables, por lo que las personas no pueden negarse a tenerlos ni transferirlos, lo que garantiza que sean de toda la humanidad, sin ningún tipo de discriminación”.

Ciudad sostenible, ciudad equitativa

Durante el evento se reconoció que el cambio climático es uno de los mayores desafíos que afronta hoy la humanidad y que si bien sus impactos se podrán reconocer en todas las zonas del planeta, expresándose de diversa manera y con diferente grado de intensidad, los más afectados serán, en todos los casos, los grupos más vulnerables, más expuestos a los riesgos y con menor capacidad de resiliencia.

En nuestro país, donde más del 93 % de la población vive en ciudades, la consideración del cambio climático y la vulneración de derechos en las zonas urbanas requiere particular atención.

El derecho a una vida digna en la ciudad, que evite la segregación territorial, que aborde las diferentes problemáticas que tienen las personas para el acceso a la vivienda, al agua, al saneamiento, a los servicios de salud, al disfrute de los espacios públicos, entre otros, considerando que los impactos del cambio climático podrán agudizar dichas inequidades, requiere de un abordaje transversal que incorpore la dimensión de los derechos humanos en los diferentes instrumentos de política pública, para que esta no solo sea eficiente sino que permita consolidar derechos.

Uruguay ha avanzado en la construcción de institucionalidad y normativa, ha ratificado convenios internacionales y desarrollado políticas, programas y planes diversos para el abordaje de los derechos humanos y del cambio climático.

Gabriela Pignataro, de la SDH y de la División de Cambio Climático (DCC) del Mvotma, junto a Myrna Campoleoni, consultora principal del proyecto Plan Nacional de Adaptación al cambio climático en ciudades e infraestructuras (Nap Ciudades), presentaron ese marco institucional y normativo, a nivel nacional e internacional.

Buenas prácticas

Si bien los desafíos para el país son muchos, se reconocieron avances importantes vinculados a la planificación y gestión urbana que constituyen esfuerzos para reducir vulnerabilidad y garantizar derechos.

En una mesa de debate integrada por Silvana Pissano (Directora de Desarrollo Urbano de la Intendencia de Montevideo); Leo Mattioli de la SDH; Natalia García, Directora de Vivienda y Ordenamiento Territorial de la Intendencia de Paysandú, y la Lic. Soc. Alejandra Cuadrado, se presentaron algunas de las acciones y buenas prácticas que se vienen desarrollando.

Instrumentos para evitar la localización de población vulnerable en zonas de riesgo de inundación; políticas de relocalización así como de adaptación de viviendas en zonas inundables; desarrollo de espacios públicos verdes, resilientes al clima y al mismo tiempo inclusivos y accesibles; planificación de la movilidad urbana tomando en cuenta aspectos de género y generaciones; investigaciones que analizan las motivaciones y estrategias para la movilidad residencial en contextos de precariedad habitacional y la elección de terrenos en zonas de riesgo, entre otras muchas propuestas.

Convivencia y sostenibilidad

La jornada finalizó con un taller donde los participantes analizaron y discutieron en grupos casos de ciudades afectadas por eventos extremos (vientos fuertes, inundaciones, sequías, olas de calor, presencia de vectores, impactos sobre la biodiversidad y los ecosistemas, etc.), observando las vulnerabilidades de la población e imaginando posibles medidas de adaptación que, además de dar respuesta a las amenazas, contribuyan a fortalecer la resiliencia y garanticen los derechos de sus habitantes.

Fueron múltiples las contribuciones de todos los que participaron de este evento. Miradas interdisciplinarias e interinstitucionales que aportan a la construcción de ciudades más y mejor preparadas para afrontar los impactos del cambio climático; lugares para vivir donde la igualdad frente a los derechos se transforma en un valor de convivencia y sostenibilidad.

Viernes, 10 Mayo 2019 13:26