fbpx

El valor diferencial de las áreas protegidas

SNAP SNAP

Una delegación francesa perteneciente al Parque Nacional Regional Francés de Aubrac está de visita en nuestro país. Su presencia se enmarca en el proyecto “Desarrollo de modalidades sustentables de producción y consumo de bienes y servicios en las áreas protegidas del SNAP uruguayo y sus entornos territoriales”.

La misión, que transcurre del 11 al 15 de marzo, busca  trabajar sobre las alternativas para Uruguay de diferenciar productos originados en las áreas protegidas, y aborda en particular las cadenas de valor de turismo, carne y pesca en sitios específicos de tres zonas meta: 1) Quebradas del Norte (Rivera y Tacuarembó); 2) Litoral Oeste (Río Negro y Paysandú) y 3) Lagunas Costeras (Rocha y Maldonado).

Este proyecto de desarrollo cuenta con cooperación técnica y financiera francesa (Fondo Francés para el Medio Ambiente Mundial –FFEM- y Federación de Parques Naturales Regionales de Francia (FPNRF)) y tiene por objetivo el desarrollo de modalidades sustentables de producción y consumo de bienes y servicios para que contribuyan a la protección del patrimonio natural y cultural, mejoren las capacidades económicas en las cadenas y las condiciones de vida de los habitantes, reforzando la gobernanza en dichos territorios.
 
En este marco, el jueves 14 de marzo en la sala Horacio Arredondo del Ministerio de Turismo, se llevó a cabo la actividad ¿cómo diferenciar productos en áreas protegidas? El caso de la cadena de valor de la carne, coordinada por el SNAP-Mvotma y Marca País,  a partir de la experiencia del Parque Francés Aubrac.

Guillermo Scarlato, gerente del Área Ecosistemas, de la Dirección Nacional de Medio Ambiente del Mvotma, se refirió a la importancia de “aprender de otras experiencias y otros procesos, sobre todo considerando que el nuestro es un sistema muy joven aún”.

Destacó la oportunidad que esto representa para los productores de las áreas protegidas: “Ellos hacen una aporte, una contribución a un bien común que es la conservación de la biodiversidad. Y uno de los desafíos que tenemos en el SNAP es trabajar en identificar ventajas también para los productores de estas áreas”. En Uruguay, las áreas protegidas en su gran mayoría se asientan sobre tierras privadas que ya están bajo actividad humana desde hace años. “Eso obliga a pensar una estrategia diferentes, donde el involucramiento del productor, del trabajador, es fundamental”.

El SNAP constituye una herramienta fundamental para conciliar el cuidado del ambiente -en particular de la diversidad de paisajes, ecosistemas, especies y elementos culturales- con el desarrollo económico y social del país, apostando a generar oportunidades para las comunidades locales y la sociedad en su conjunto a través de la recreación, el turismo, la educación, la investigación y el desarrollo de actividades productivas compatibles con la conservación.

Arnaud David, director del Parque Nacional Regional de Aubrac compartió la experiencia francesa de trabajar en el concepto y la estrategia de “marca colectiva” como un diferencial de los productos y servicios generados en estas áreas (Marca colectiva Valor Parque).

Se trata de una marca asociada al desarrollo económico y sostenible, y se apoya en tres grandes valores: 1. vinculación directa con algún territorio (que el producto o el servicio se produzca y la empresa/productor esté dentro del área); 2. el valor de la vinculación con lo humano (contempla la dimensión humana y social del proceso); 3. valorización de lo ambiental y lo productos naturales.

“La marca se entrega a beneficiarios asentados en el territorio, se concede por 5 años, bajo determinadas condiciones y criterios que debe cumplir el producto y determinadas exigencias genéricas. Los beneficiarios tratan de hacer vivir y descubrir el Parque a través de sus productos y servicios. La marca va a promover el respeto del medio ambiente y del patrimonio cultural del área”, señaló Arnaud David.

En el Parque Aubrac se concentran actualmente 3.257 productores agrícolas, siendo la producción de carne la de mayor volumen. Vladimir Segard, Técnico en Desarrollo Agrícola dentro del Parque francés, relató que “la carne, así como otros productos están sometidos a determinadas exigencias que deben cumplir (por ejemplo 5 meses mínimo de presencia en la pradera libre, entre varias otras). Son condiciones establecidas por  los productores, bajo el control del Estado, y hay para cada producto diferentes símbolos de calidad”.
 
La “marca Parque” es un valor agregado que se suma a los otros certificados de calidad. Con esto se crea una red de embajadores que vehiculiza los valores del territorio a través de una red de actores que contribuyen a su desarrollo, con productos de calidad, y con trazabilidad.

Participaron de este encuentro, referentes de instituciones nacionales del ámbito público y privado vinculadas a la gestión en áreas protegidas, y en particular a la producción sostenible y conservación en el Uruguay.

Marca País

En la ocasión, también se presentó por parte de desde Uruguay XXI la Marca País “Uruguay Natural”. Una marca ya instalada en Uruguay, que actúa como paraguas, marco de referencia, e indicador de calidad, tanto de productos y servicios como de lugares turísticos. Con ella se potencia el concepto de país de inversión, integrando lo público y lo privado, para transmitir todas aquellas ventajas que en definitiva benefician al país en su conjunto.

Participaron de este encuentro, referentes de instituciones nacionales del ámbito público y privado vinculadas a la gestión en áreas protegidas, y en particular a la producción sostenible y conservación en el Uruguay.

Jueves, 14 Marzo 2019 12:33