Colaboración regional para la transparencia y cumplimiento de las NDCs

Colaboración regional para la transparencia y cumplimiento de las NDCs Colaboración regional para la transparencia y cumplimiento de las NDCs

Durante la 24ª Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP 24) en Katowice, Polonia, los representantes de los Ministerios de Ambiente de Argentina, Chile, Colombia, Costa Rica y Uruguay firmaron un documento de propuesta de proyecto al Programa EUROCLIMA+, que busca facilitar la colaboración regional en la transparencia y cumplimiento de Contribuciones Nacionalmente Determinadas (NDCs por su sigla en inglés) y la generación de capacidades para estrategias climáticas de largo plazo.

Actualmente los países están trabajando en cómo traducir sus Contribuciones Determinadas a nivel Nacional en políticas y acciones concretas, lo que podría derivar en un compendio de lecciones aprendidas para implementar medidas, considerando que las capacidades técnicas instaladas en la región son similares y que algunos factores que influyen en la elección de acciones de mitigación se replican en la región (ej. precio de la tecnología).

Al día de hoy ya existen proyectos de colaboración que han tenido resultados satisfactorios como la Red Latinoamericana de Inventarios de Gases de Efecto Invernadero (REDINGEl) y la experiencia de elaboración de las estrategias de largo plazo bajas en Carbono de Canadá, EEUU y México.

Propuesta y objetivo

Se propuso diseñar un proyecto de colaboración en conjunto con otros países de la región, que permita avanzar en el cumplimiento de los objetivos del Acuerdo de París considerando acciones y productos concretos que colaboren en la implementación de las NDC de cada país.

El objetivo general es disminuir las brechas comunes en materia de planificación e implementación de acciones climáticas en la región de América Latina y el Caribe, proponiendo los siguientes países en primera Instancia: Argentina, Colombia, Costa Rica, Uruguay, Chile. Adicionalmente, se espera que con una cooperación de este tipo los países puedan ayudar a establecer un camino conjunto para alcanzar una visión a largo plazo (2050) de la región, en términos climáticos.

Algunos de los resultados esperados de este trabajo en conjunto son:

  • Generación de capacidades para definir metas a largo plazo en materia de mitigación y de adaptación al cambio climático.
  • Recomendaciones para el análisis de costo-efectividad y costo-social de las medidas de mitigación sectorial, teniendo en cuenta no solo las NDC 2025 o 2030, sino la visión integrada de desarrollo a largo plazo de los países
  • Sistemas de seguimiento para evaluar el progreso en metas sectoriales y ajustar de ser necesario las políticas y acciones planteadas
  • Guías de buenas prácticas para realizar planes de acción en mitigación y adaptación a nivel ciudades
  • Creación de capacidades para la elaboración permanente de inventarios de ciudades y su uso como fuente de información para la toma de decisiones.
  • Identificación de ciudades con aspectos biofísicos y económicos similares en la región para generar indicadores comunes para el seguimiento de la adaptación.
  • Pilotaje en ciudades seleccionadas

Se propuso al Centro de Transparencia Climática para América Latina y el Caribe (ONU Medio Ambiente) como la agencia implementadora que dará apoyo técnico a las actividades identificadas.

Jueves, 27 Diciembre 2018 14:48