“La implementación del Acuerdo de París es una prioridad para el mundo”

“La implementación del Acuerdo de París es una prioridad para el mundo” “La implementación del Acuerdo de París es una prioridad para el mundo”

A pesar de contribuir en un mínimo porcentaje a las emisiones globales de gases de efecto invernadero, Uruguay es un país particularmente vulnerable a los efectos adversos del cambio climático. La intensidad y recurrencia de eventos climáticos extremos que han impactado en el país en los últimos años así lo demuestran.

“En este contexto, nuestra población más vulnerable es la que sufre con más dureza las consecuencias de estos eventos, por lo cual la respuesta del gobierno no se ha hecho esperar en identificar soluciones e implementar respuestas de adaptación”, expresó la ministra Eneida de León en el plenario de cierre del segmento de alto nivel de la 24ª Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP 24), donde Jefes de Estado y de Gobierno, ministros y jefes de delegaciones realizaron sus declaraciones nacionales.

De León reafirmó el compromiso de Uruguay asumido en París y destacó que el Acuerdo no tiene marcha atrás. “Para ello debemos completar aquí, en Katowice, la preparación del Programa de Trabajo del Acuerdo de París que nos permita su implementación efectiva y balanceada entre sus tres pilares: adaptación, mitigación y medios de implementación. Estamos convencidos de que el marco multilateral que provee la Convención, y mediante la participación activa de todos los países, es la única vía posible para abordar exitosamente el desafío urgente del cambio climático” agregó.

La ministra repasó el camino recorrido en los últimos años en materia de Cambio climático en Uruguay, destacando la Política Nacional de Cambio Climático, el Sistema Nacional de Respuesta al Cambio Climático y la primera Contribución Determinada a nivel Nacional (NDC) de Uruguay. “Nuestra primera contribución, presentada hace un año, ya implica un aumento de ambición al respecto de nuestra contribución tentativa, adelantando y mejorando los resultados globales, ampliando la cantidad de medidas propuestas y precisando metas cuantificables y transparentes para nuestras principales acciones de mitigación, adaptación y fortalecimiento de capacidades. Nuestro país también se encuentra especialmente comprometido con el desarrollo de planes nacionales de adaptación en la costa, en el sector agropecuario y en las ciudades”.

Respecto a las NDCs expresó que “resulta estratégico para que podamos aumentar la ambición y alcanzar progresos en la implementación, que los países desarrollados honren sus promesas y obligaciones relativas a los aspectos financieros bajo la Convención y el Acuerdo”. También reiteró el llamado a que el Fondo de Adaptación sirva al Acuerdo de París desde esta COP, y que el primer re-aprovisionamiento del Fondo Verde del Clima demuestre un nuevo nivel de ambición que acompañe los retos incrementales de mitigación y adaptación de los países en desarrollo.

“Por último me gustaría unir mi voz al reconocimiento de las circunstancias y las necesidades especiales de los países en desarrollo particularmente vulnerables a los efectos adversos del cambio climático, entre ellos TODOS los países de América Latina” concluyó.

Miércoles, 12 Diciembre 2018 14:46