Construir juntos la transformación

Construir juntos la transformación Construir juntos la transformación

En el marco de la 24ª Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP 24) en Katowice, Polonia, se realizó el Diálogo Ministerial de Talanoa, donde participaron la ministra Eneida de León y el director de Cambio Climático Ignacio Lorenzo.

El Diálogo de Talanoa es un concepto procedente de las islas del Pacífico que describe un espacio inclusivo para la resolución de problemas colectivos donde se forjan relaciones y se alcanzan soluciones de manera amistosa. Al participar activamente en el diálogo, los actores de todos los sectores y de todos los países pueden contribuir a la acción climática y a una implementación exitosa del Acuerdo de París.

El Diálogo (que se lanzó en la COP23) invita a todas las personas a participar en la búsqueda de soluciones, presentando propuestas que deben estructurarse en torno a 3 preguntas sobre el estado actual de la acción climática: ¿Dónde estamos? ¿Hacia dónde queremos ir? ¿Cómo llegamos allí?. Las respuestas recibidas fueron la base para el diálogo ministerial que tuvo lugar el 11 de diciembre en la COP 24.

El objetivo de esta fase política del Diálogo es hacer un balance de los esfuerzos colectivos de las Partes en relación con el progreso hacia el objetivo a largo plazo del Acuerdo de París e informar sobre la preparación de las NDC. La actividad consistió en una reunión de apertura, un conjunto de Talanoas Ministeriales y una reunión de clausura. La ministra de León participó de una mesa integrada por representantes de alto nivel de Ecuador, El Salvador, Guatemala, Luxemburgo, Malasia, Singapur, Papúa Nueva Guinea, Venezuela, Benin y San Vicente y las Granadinas.

Talanoa en Uruguay

“Mi historia se enmarca en la Semana del Clima para América Latina y el Caribe que tuvo lugar en Uruguay en agosto de este año 2018 ... Lo primero que quiero contarles sobre mi región es que todos sus países son particularmente vulnerables a los efectos adversos del cambio climático”, comenzó expresando la ministra de León.

Durante el cierre de la Semana del Clima para América Latina y el Caribe se realizó una sesión regional para el Diálogo de Talanoa, con el objetivo de recolectar insumos de distintos actores interesados de la región para remitirlos a la fase preparatoria del Dialogo.

Tomando como base que la respuesta a la pregunta "¿A dónde queremos ir?" es “cumplir con los objetivos del Acuerdo de París” (en particular de los artículos 2 y 4), el MVOTMA dirigió una sesión sobre la pregunta "¿Cómo llegamos allí?" basando la conversación en 3 preguntas disparadoras:

  • ¿Qué oportunidades tiene la región en la implementación del Acuerdo y cómo las concretamos?
  • ¿Cómo facilitamos la participación de los actores relevantes en el diseño e implementación de las NDCs?
  • ¿Cuáles son los apoyos que necesitamos y cómo nos permiten aumentar la ambición en las sucesivas NDCs?

De esta sesión, a la que asistieron 129 participantes, de los cuales 51% eran uruguayos, 41% de otros países de América Latina y el Caribe y 6% de origen norteamericano (el 2% restante de origen no identificado), surgieron distintos hallazgos que fueron presentados en el siguiente informe.

Aportes y desafíos de la región

“La región tiene abundancia de recursos naturales e importantes fuentes de energía limpia. Varios países tienen una muy alta participación de renovables en su matriz; por ejemplo Uruguay ha alcanzado el año pasado 98% de su electricidad de base renovable. Esta realidad es una oportunidad para alcanzar los objetivos de temperatura del Acuerdo” continuó relatando de León. Agregando que “luchar contra la pobreza y la exclusión socio-territorial, avanzar en el acceso a la vivienda en áreas seguras, al agua potable y a salud adecuada son asuntos prioritarios para que nuestra región se adapte efectivamente a un clima cambiante y cada vez más amenazante”.

Respecto a los aportes recibidos durante la sesión realizada en Uruguay, destacó que surgió la importancia de una mayor sensibilización y participación de todos los actores relevantes en el diseño e implementación de Contribuciones Determinadas a nivel Nacional cada vez más ambiciosas. “Para ello, las NDCs deben diseñarse de forma inclusiva desde el inicio, por ejemplo utilizando espacios de articulación interinstitucional y espacios de diálogo ciudadano”.

También surgió como clave para la región que se cumpla con el financiamiento comprometido en el Acuerdo de París, que se movilicen más fondos de fuentes públicas internacionales, y que los fondos se distribuyan de forma equitativa y se desembolsen de forma directa.

“Por otra parte, los países deben apostar a políticas que aseguren compromisos a largo plazo y hacer un mayor esfuerzo en la armonización de sus NDCs con las políticas sectoriales, así como el diálogo entre las NDCs y los otros diversos niveles de gobierno.” agregó.

Surgió también del Talanoa regional la necesidad de aumentar la conectividad e integración regional y la cooperación Sur-Sur, para mayor transferencia de tecnología, buenas prácticas y capacidades.

Para culminar la ministra remarcó como esencial avanzar en los aspectos de educación, sensibilización, capacitación, participación y acceso público a la información “para que nuestros ciudadanos conozcan más sobre el desafío del cambio climático y vayamos construyendo juntos una transformación que nos aleje de la cultura obsoleta del consumo y derroche y nos acerque a una idea de felicidad humana basada en la solidaridad intra e intergeneracional”. 

Martes, 11 Diciembre 2018 13:59