fbpx

El cambio climático también es una cuestión de género

El cambio climático también es una cuestión de género El cambio climático también es una cuestión de género

El cambio climático nos afecta a todos, pero en mayor medida a las personas y los colectivos más vulnerables. Las consecuencias del cambio climático tienen un efecto más notorio en las personas pobres, especialmente en las mujeres, y particularmente en América Latina y el Caribe, donde son las mujeres quienes constituyen una mayor proporción de personas que viven en situación de pobreza y pobreza extrema.

Por otra parte la respuesta al cambio climático impulsa el desarrollo de nuevas tecnologías, procesos productivos y de servicios bajos en gases efecto invernadero, que brindan oportunidades para reducir brechas de género existentes.

Durante la Semana del Clima de América Latina y el Caribe, se abordó esta la temática en el evento paralelo “Estrategias de integración de género en la acción climática”. La actividad estuvo a cargo de Laura Marrero, asesora en Género de la división de Cambio climático del Mvotma, Carol González Aguilar, miembro de la Secretaría Técnica de Mujeres de COICA (Coordinadora de las Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica) y Coordinadora de Mujer, Juventud, Niñez y Familia de OPIAC (Organización Nacional de los Pueblos Indígenas de la Amazonía Colombiana), Ana María Choquehuanca, parlamentaria, miembro del Congreso de Perú, ex ministra de Mujeres y poblaciones vulnerables, Macarena Gelman, diputada por el departamento de Montevideo y Carlos Ruiz-Garvia, líder del equipo CMNUCC del Centro Regional de Colaboración de Panamá.

La situación de Uruguay

Uruguay cuenta con una contundente y robusta Estrategia nacional de igualdad de género, que en el marco del Consejo Nacional de Género hoy es decreto presidencial, y a su vez cuenta con una Política Nacional de Cambio Climático, integrar ambos marcos es una oportunidad y un desafío .

“Ese es un enorme esfuerzo y si nosotros logramos articular e integrar ambos marcos no necesariamente tenemos que crear nuevas normativas, sino que en realidad es hacerlas efectivas en la implementación y lograr que generen las inercias y la complementariedad que requieren para que sean efectivas” explicó Laura Marrero.

Marrero se refirió en su presentación a que en la elaboración de las Contribuciones Determinadas a nivel Nacional, el tema de género se encuentra explícito en una sola medida vinculada a riesgos climáticos, al menos a nivel del texto. “En las NDCs hay medidas específicas de compromisos nacionales en mitigación y adaptación, lo que estamos trabajando es identificar en cada una de las medidas de las NDC, cuáles son las políticas sectoriales de igualdad que subyacen a esa medida específica”, agregó.

Para ejemplificar se refirió a las medidas de energía, que pueden no decir explícitamente que integrarán la perspectiva de género, puede no estar explícita en la formulación de la medida de la NDC, sin embargo el Ministerio de Industria, Energía y Minería cuenta con el lineamiento estratégico de transversalizar la perspectiva de género en todas sus políticas, proyectos y programas. “Este es un ejemplo de  soporte que nos permite evidenciar y  avanzar efectivamente en su  integración”.

Para culminar Marrero destacó los principales desafíos para fortalecer políticas climáticas transformativas en género:

  • Nivelar capacidades de integración de género desiguales, ya sea por generación de información, capacidad de análisis, priorización del tema: nivelar capacidades para la elaboración y monitoreo de medidas sectoriales de cambio climático sensibles al género
  • Avanzar en el marco de la NDC hacia un sistema de indicadores de cambio climático y género que permita monitoreo sectorial, así como evaluar su potencial transformativo de género
  • Sistematizar y promover la generación de conocimiento sobre el impacto de las políticas transformativas de género en las políticas de cambio climático

La importancia del rol de las mujeres indígenas

foto mujeres indigenasMás de la mitad de las personas indígenas que viven en la amazonia son mujeres, pero el 97% de las autoridades que representan las organizaciones indígenas son hombres.

Este dato fue expuesto por Carol González, quien centró su exposición en las mujeres indígenas de la Cuenca Amazónica (Perú, Colombia, Brasil, Bolivia, Ecuador, Venezuela, Guyana, Surinam, Guyana Francesa) y su trabajo a través de la Coordinadora de las Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica (COICA).

COICA desarrolló una Política de Género y Plan Operativo Bienal 2016-2018.

El objetivo de la política es: Asegurar la equidad entre hombres y mujeres indígenas de la COICA y las organizaciones filiales y de base, mediante:

  • El establecimiento de mecanismos de participación efectiva y toma de decisiones.
  • Asignación de recursos
  • Fortalecimiento de capacidades
  • Acceso a la información

Gonzáles explicó que luego de todo el trabajo realizado, “este año en la organización de la COICA, el Congreso tenía que elegir en 50% de su cuota de mujeres para el Consejo directivo, por la resolución aprobada de la Política de género ¿qué pasó?, que eso no pasó, hay solo 2 mujeres de 7”, y agregó que “es importante trabajar de abajo para arriba, para nosotros como pueblos indígenas si no fortalecemos las organizaciones de base, en territorio, vamos a tener políticas solo en papel, por eso hay que apoyar iniciativas de este tipo. Las mujeres indígenas son aliadas fundamentales para cumplir con las metas que todos los países tienen”.

Perú y la integración del enfoque de género

Perú es el primer país en Sudamérica en desarrollar e implementar políticas públicas con enfoque de género en 8 áreas priorizadas: bosques, agua, seguridad alimentaria, energía, residuos sólidos, salud, educación y bienestar, y gestión del riesgo.

Ana María Choquehuanca, hizo referencia a las mujeres rurales de Perú y el trabajo que se viene realizando en capacitaciones para acciones de adaptación y mitigación, integrando y utilizando sus saberes ancestrales, destacando que su voz y conocimiento deben ser considerados en las decisiones que afectan su territorio y medios de vida, sus conocimientos ancestrales en flora, en lluvias y sequías por ejemplo.
“Las políticas deben profundizar más en la integración de género”, agregó y destacó la Ley Marco sobre Cambio Climático , que incorpora la participación de mujeres e indígenas en la formulación de políticas públicas climáticas para fortalecer la gobernanza climática.

Además Choquehuanca remarcó la importancia de involucrar al sector privado y sensibilizar y capacitar en Género a los implementadores.

Para culminar las sesión, Macarena Gelman destacó que “la voluntad política para mejorar una situación concreta en nuestra sociedad no debe traducirse solo en la legislación, sino que sean efectivamente un cambio en el bienestar de nuestra sociedad...Esta legislación que busca corregir sesgos históricos, en el caso de las mujeres hacia atrás y en el caso del cambio climático hacia adelante, deberá ser dotada de recursos presupuestales y en esto el Poder Legislativo tiene una función primordial”.

Lunes, 03 Septiembre 2018 10:34