fbpx

Lanzamiento Proyecto Plaguicidas

Plaguicidas Plaguicidas

Un tema sensible, que requiere de un abordaje profundo e interinstitucional, reunió hoy a los ministerios de ambiente, salud y ganadería, entre otros, en el marco del lanzamiento oficial del proyecto Plaguicidas en Uruguay. Entre sus objetivos está: eliminar 160 toneladas de plaguicidas obsoletos —incluyendo Componentes Orgánicos Persistentes (COPs) y envases— y fortalecer en Uruguay la gestión de plaguicidas con un enfoque de ciclo de vida.

La ministra de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, Eneida de León, señaló “estamos ante un tema muy relevante para el país y esta es una oportunidad de coordinación entre diferentes ámbitos del estado y la sociedad civil”.

Nuestro país es esencialmente agrícola, las materias primas y productos manufacturados de que provienen de este sector representan un 60% del total de las exportaciones. Uno de los principales aspectos ambientales, que requiere atención,  vinculados a las actividades agrícolas: es el uso de productos químicos para el control de plagas.

El proceso de intensificación experimentado en Uruguay por el sector productivo durante los últimos 10 años como resultado de la innovación tecnológica, la expansión de la agricultura (en especial la asociada al cultivo de soja) y las condiciones favorables para la colocación de los productos uruguayos en el mercado internacional, ha aumentado la presión sobre los recursos naturales.

Equilibrio entre producción y cuidado del ambiente es la clave. A propósito, la ministra de León, destacó “el compromiso del Gobierno con el cuidado de los recursos naturales”, señalando la necesidad de asegurar que la producción del país no afecte la calidad ambiental. “Estamos muy comprometidos con esa cruzada y la coordinación con los otros ministerios es fundamental”, concluyó.  

El proyecto liderado por el Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (Mvotma), a través de la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama), en coordinación con el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Ministerio de Salud (MS) —entre otras instituciones públicas y privadas, que participan—, busca reducir los impactos ambientales de los plaguicidas durante su ciclo de vida.

Esto incluye atender y reducir: derrames en el transporte y almacenamiento; vertidos al ambiente derivados de existencias de plaguicidas obsoletos; liberaciones al ambiente de plaguicidas por uso inadecuado; impactos en las fuentes de agua y en la biodiversidad.

La directora de Salud Ambiental y Ocupacional del MS, Carmen Ciganda, señaló “tenemos grandes esperanzas, con este proyecto, de fortalecer nuestras capacidades, fortalecer la fiscalización, el monitoreo y la vigilancia en el tema”.

Por su parte, el director General de Servicios Agrícolas del MGAP, Federico Montes, se refirió al proyecto como “una muy buena noticia para el país”. Y agregó que, “en un país productivo, colocar la temática de ambiente y salud es demostrar que Uruguay no solo es capaz de producir alimentos, sino de saber que lo va a hacer con respeto al cuidado del ambiente y la salud”.

Otro de los objetivos que se plantea el proyecto es mejorar las herramientas normativas y técnicas de las instituciones para actuar ante situaciones que involucren plaguicidas. Si bien Uruguay tiene un marco legal y regulatorio, y condiciones para la gestión de plaguicidas a lo largo de su ciclo de vida, existen barreras técnicas, institucionales y de conocimiento que aún deben ser resueltas para garantizar una gestión ambientalmente adecuada en el país.

El proyecto de plaguicidas define, además, componentes de trabajo y en cuencas prioritarias de nuestro país. Allí se trabajará en monitoreo y mejora de la respuesta ante eventos asociados a plaguicidas; así como en la promoción de un manejo racional de plaguicidas mediante predios demostrativos en estas cuencas.

FAO es la agencia en el proyecto encargada de administrar los fondos del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM), e integra junto al Mvotma, MGAP y MS el Comité Interministerial de dirección del proyecto. Está previsto el funcionamiento de un Comité técnico de seguimiento, encargado de asesorar sobre el rumbo del proyecto, con participación del sector público, privado, sociedad civil y academia.

Ver Decreto 152/013.

Jueves, 14 Abril 2016 12:34