fbpx

Sobre lo acontecido con Tito, el león de San Carlos

Sobre lo acontecido con Tito, el león de San Carlos Sobre lo acontecido con Tito, el león de San Carlos

Como es de público conocimiento, el ejemplar de león del Zoo Parque Medina de San Carlos, Maldonado, iba a ser trasladado a los Estados Unidos con la anuencia de las autoridades departamentales y municipales y la participación activa como promotora, propulsora de la iniciativa y responsable de la operativa de traslado, de la ONG nacional Animales Sin Hogar (ASH). El león había nacido en cautividad, en el Zoo Parque Lecocq de Montevideo.

La referida ONG propugnaba el traslado del ejemplar a una institución norteamericana, autodenominada “santuario”, cuya página web señala que cada animal allí presente fue “rescatado de una situación ilegal y abusiva”.

El león resultó muerto tras su sedación en maniobras vinculadas a la vacunación y chipeado en virtud del traslado, según señaló la ONG. La necropsia practicada por un especialista, médico veterinario, constató un estado general bueno a muy bueno. Sin embargo, encontró fallas, producto de la sobredosificación anestésica y de la falta de monitoreo y medios terapéuticos para su reversión, concluyendo que las “intervenciones deben ser protocolizadas con criterios profesionales y no protocolos de buena voluntad y creencias empíricas”.

ASH estaba realizando una filmación al tiempo que se realizaba el procedimiento, ésta dejó de reproducirse cuando el técnico responsable advirtió que el animal estaba teniendo inconvenientes para despertar.

"Lamentamos lo sucedido, ya que el animal tenía un buen estado de salud, como se evidencia en los informes y los registros fotográficos existentes", señaló el director Nacional de Medio Ambiente, Alejandro Nario. "Hacia el futuro inmediato, lo acontecido debe aportar al debate que estamos alentando al respecto del traslado de animales desde los zoológicos en nuestro país, hacia instituciones que los reciban en otras partes del mundo", agregó Nario.

Es importante señalar que, tratándose de animales feroces o peligrosos, el destino (caso de la institución receptora en Estados Unidos) era también la reclusión y la visita de público, siendo la entrada onerosa si no se es contribuyente o donante (ver http://www.wildanimalsanctuary.org The Wild Animal Sanctuary).

Como bien afirma parte de la academia y técnicos especializados en el tema, se requiere de un estudio pormenorizado y especializado de cada caso, para resolver cada una de las situaciones de este tipo.

Resulta razonable, según la opinión de estos expertos, en casos de animales nacidos en cautividad o criados de esa manera durante años, optar por acciones de enriquecimiento ambiental de las instalaciones que los albergan, ampliaciones y mejoras que bien pueden realizarse en el país, para lo cual es posible buscar formas de cooperación y sinergia entre las instituciones públicas y ONGs locales o nacionales. Con ello podrían evitarse situaciones de stress asociadas a captura y manejo (mediante drogas) y los extensos traslados transhemisféricos, pudiendose invertir esos montos en el país.

"Entendemos que el tema requiere de un debate que, sin excluir posibilidades, logre acuerdos que permitan tomar las mejores decisiones en lo que refiere al cuidado y conservación de los animales en zoos, teniendo claro que lo que hagamos debe ser diferente a lo que tenemos, pero no necesariamente la idea del traslado a santuarios, puede ser la única opción", concluyó el jerarca.

Martes, 10 Enero 2017 23:00